Si estás leyendo esto es muy probable que andes pensando en lanzarte al e-commerce y crear tu propia tienda online o ampliar negocio y llevar tu tienda física también a la red.

En CitySem creemos que es algo fundamental hoy en día, sin embargo, vamos a darte 10 razones que harán que veas las cosas muchos más claras. Porque sabemos que aún estás con la duda. Pero también te decimos: “El miedo es nuestro mayor obstáculo”.

Amplía tu mercado, de local a global

Tener una tienda online hace que tu mercado vaya más allá de tu localidad. Podrás acceder a ella clientes desde cualquier punto del planeta -si decides lanzarte al mercado internacional- o de tu país.

Por ejemplo, si tienes una tienda física en Granada tendrás 919.000 clientes potenciales -que es la población de la provincia-, sin embargo, una tienda online puede llegar a 47 millones de personas -que es la población del país-. A más clientes potenciales, más clientes efectivos. ¿No es un dato para pensárselo?

Flexibiliza tus horarios

Una tienda online está abierta 24 horas al día, 7 días a la semana y 365 días al año. De esa forma no atas al cliente a que te visite en tu horario de apertura. Piensa, ¿cuánta gente trabaja en un horario comercial?, ¿en un horario que coincide con el de tu comercio?

Hoy día vivimos andando de un sitio para otro, siempre ocupados y con poco tiempo para ir a las tiendas. El comercio electrónico no para de crecer cada año en España y en todo el mundo.

Es por ello que lanzar tu negocio de manera online te hará captar muchos más clientes que si sólo optas por tener una tienda física.

Menores costes

Las tiendas tradicionales soportan unos costes fijos altos. Hay que pagar local, luz, agua, etc. A diferencia de ello, la tienda online tiene un coste mucho menor. ¿Qué precio tiene la compra del dominio y el almacenamiento?, ¿y la creación de una plataforma que haga de tienda? Sin duda, el coste es mucho más bajo.

Además, a día de hoy existen muchas opciones que harán de tu tienda online una opción muy económica. Por ejemplo, muchas empresas empiezan trabajando en remoto, es decir, desde tu propia casa.

Si eres de los que necesita salir de casa para ponerse a trabajar, también puedes optar por alquilar un espacio de coworking, es decir, un espacio de oficinas donde más gente en tu misma condición trabaja. El coworking es una gran idea para empezar un negocio de tienda online, porque te permite tener un domicilio fiscal diferente al de tu casa, donde tus clientes pueden enviar las devoluciones en caso de necesitarlo.

Además también puedes optar por el método de negocio basado en el Dropshipping, es decir, vender productos que están originalmente almacenados en otro almacén. Consiste básicamente en actuar mediante intermediario y permite ahorrar un alto coste en almacenamiento.

Si tus clientes están en Internet… ¿por qué no estás tú?

Analizando el Estudio Anual de eCommerce 2018 de IAB Spain como el comercio online sigue ganando peso. Hace 5 años sólo el 31% de los usuarios de Internet se atrevían a hacer compras por la red, ahora este número asciende hasta el 71%. Un aumento más que considerable

Otro dato interesante que arroja este estudio es que los pure playes digitales, es decir, tiendas que sólo operan en Internet, son las que se llevan el principal protagonismo de las compras online. Es decir, que tengas un escaparate físico ya no es un reclamo para el comprador actual.

Tu competencia ya está en la red

Crear una tienda online es algo que muchas empresas ven como algo fundamental. Antes o temprano tomarán la decisión de estar en la red y muchas de las de tu sector es probable que ya estén ahí. Según datos del INE, aproximadamente el 72% de las empresas dispone de sitio web, dato que alcanza el 93,8% en empresas de 250 o más empleados.

De estos, un 15,2% de las empresas ofrece la posibilidad de realizar pedidos o reservas online y un 9,1% pagos online. Por otro lado, el 14,4% de las empresas con 10 o más empleados han realizado ventas mediante comercio electrónico en el año 2012. Las ventas electrónicas suponen el 14% sobre el total de ventas. Dicho porcentaje ha aumentado 4,4 puntos porcentuales desde 2008.

Si entras en la red podrás hacer competencia directa a tus similares en la red, sin embargo, si no decides entrar en Internet tu competencia seguirá adelante mientras tú piensas o no lanzarte a e-commerce.

Accesible desde cualquier dispositivo

Teniendo una tienda online tus clientes podrán acceder a ella a través de cualquiera de sus dispositivos: ya sea móvil, tableta, ordenador, etc. Al cliente cuantas más facilidades le des, mucho mejor. La idea es ponerle los productos en bandeja.

Al mismo tiempo, si cuentas con una tienda física y careces de tienda online, estás dejando de aprovechar un tráfico de clientes virtuales muy interesante. Ya hemos comentado que el tiempo es muy preciado para el cliente a día de hoy, por lo que si quiere comprar algo que vio en tu escaparate físico pero no puede encontrarte online es muy probable que termine comprándolo en la competencia

Puedes conseguir nuevos clientes

Crear una tienda online es como si abrieras las puertas de tu tienda a todo el mundo y a todas horas. Ahora ya no venderás únicamente para la gente de tu barrio/ciudad/provincia… ahora vas mucho más allá. ¿Qué te parece tener un cliente en Barcelona, u otro en Oviedo?

Es un gran escaparate de tu marca

¿Qué mejor escaparate que estar en la red? Cualquier persona con acceso a Internet podrá acceder a tu tienda y conocer tus productos.

Contar con un amplio escaparate online es mucho más sencillo y barato que alquilar más metros en tu local físico. Sólo en necesario llevar a cabo una sesión fotográfica en la que mostrar tus productos desde todas las perspectivas posibles. También puedes optar por hacer una galería de vídeo para mostrar más al detalle tus productos.

Puedes conocer mejor al cliente

Gracias a la analítica web podrás conocer más detalles sobre tus clientes y orientar así tu campaña de marketing, tus productos, etc. Cuanto más sepas sobre ellos, más podrás cubrir sus necesidades con tus productos.

Por otro lado, España es uno de los países con mayor aceptación del Smartphone, y con unas tasas de navegación por Internet muy elevadas. Las jóvenes generaciones están todo el día enganchadas a sus dispositivos móviles, si quieres seguir vendiendo a este público la única manera de hacerlo será hacerlo por medio de una tienda online.

Es una distinta forma de hacer publicidad y marketing

Aunque no es necesario olvidarse cien por cien de los típicos panfletos, podremos publicitarnos de otra manera. Entramos en Internet y éste nos ofrece mil maneras de promocionar nuestra tienda online: en muchas ocasiones, más barata y más directa que el tradicional ‘buzoneo’.

Contar con una página web nos permitirá hacer campañas de marca en Google, al igual que redirigir nuestra comunidad de redes a nuestra web.

Al mismo tiempo, tanto Google como redes sociales (Facebook e Instagram) tienen un sofisticado sistema de segmentación de la audiencia, por lo tanto, si decides hacer campañas de publicidad online, gracias a este tipo de herramientas puedes conseguir que tu inversión sea mucho más rentable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 razones para tener una tienda online
¡Valóranos!