Como hacer una estrategia SEO12 min read

COMO HACER UNA ESTRATEGIA SEO

En este artículo vamos a explicar paso a paso como hacer una estrategia SEO para una página web. Como hemos visto en otros artículos el posicionamiento web es un sector lleno de misticismo, vendehúmos y más similar a la magia que a lo que realmente es.

Vamos a desgranar los pasos necesarios para la implementación, seguimiento y análisis de cualquier proyecto SEO.

No olvides que si deseas contratar nuetros servicios puedes hacer clic aquí para conocer nuestra forma de trabajar el Posicionamiento SEO en Granada

PASO 1: Estudio del nicho

Cuando tenemos que hacer un proyecto de posicionamiento SEO el primer paso debe ser conocer el nicho en el que la página web del cliente quiere competir. No es lo mismo un centro de formación que una tienda de neumáticos. Pero más allá de a qué se dedique nuestro cliente es importante saber que tal lo están haciendo el resto de empresas que compiten directamente con él.

La dificultad real a la hora de plantear una estrategia de SEO no es ni más ni menos que el trabajo que está realizando la competencia.

Sabiendo esto vamos a desglosar este primer punto, el estudio del nicho, en varios procesos claros:

Conocer el producto:

Antes de iniciar ninguna otra acción debemos tener claro a qué se dedica nuestro cliente. Qué productos ofrece, cuáles son los que le dejan un mayor beneficio, si es distribuidor de alguna marca concreta. Una vez tengas claro qué hace exactamente tu cliente y cuáles son sus puntos fuertes podemos pasar al siguiente paso de la estrategia SEO.

Conocer cómo buscan el producto sus consumidores:

Tenemos que conocer cómo los usuarios buscan este producto o servicio a través de los principales buscadores. Esto es lo que se conoce como un análisis de palabras clave. En esta fase del proceso podemos recurrir a varias aplicaciones gratuitas y de pago, que nos arrojarán el volumen aproximado de búsquedas que tiene una palabra clave y además, nos sugerirán palabras clave relacionadas.

Google Keywordplanner: Esta aplicación en teoría es de uso preferente para analistas de cuentas que quieran desarrollar una campaña a través de Google Adwords. Pero la calidad de sus resultados la convierten en una opción preferente para especialistas en SEO. Pero tiene un pequeño inconveniente. Desde hace algún tiempo Google solo devuelve resultados aproximados a usuarios que no han tenido campañas activas en la cuenta usada para hacer el análisis. Sin embargo, si en la cuenta con la que accedemos a Keywordplanner hemos tenido activa una campaña de Adwords, los resultados serán precisos.

busqueda en keywordplanner

Búsqueda de palabras clave a través de Keywordplanner

SEMrush Keyword Research Tool: Si bien SEMrush es una aplicación con ciertas funcionalidades gratuitas creemos que es una de las apuestas más inteligentes en relación calidad/precio. La subscripción mensual es bastante más barata que la de otros programas especializados como Sistrix y las posibilidades que ofrece, si bien no son tan completas como este último, son bastante completas.

Keyword Research Tool Semrush

Búsqueda de palabras clave a través de SEMrush

Mediante el sistema de analítica de palabras clave de SEMrush podremos obtener datos bastante precisos sobre la tendencia de búsqueda de una o varias palabras clave. Además nos ofrecerán palabras clave relacionadas y una relación de páginas que compiten por ellas.

Independientemente de la herramienta que utilicemos debemos hacer un análisis exhaustivo de cómo buscan los usuarios los productos de nuestro cliente y elaborar una lista de palabras clave que puedan ser adecuadas para nuestra estrategia de SEO.

Conocer a la competencia:

Una vez tenemos nuestra lista de palabras clave debemos saber qué resultados devuelve el buscador para cada uno de estos términos.

Pequeño paréntesis. Cuando hablamos de buscador nos referimos a Google. Si, existen otros como Yahoo, Bing etc. Pero seamos realistas, en España el 98% de los usuarios emplean Google y muchos de los que emplean otros suele ser por error (ya que algunos como Bing se autoimponen para usuarios incautos como si de un Malware de tres al cuarto se tratase). Así que aquí no vamos a hablar de Bing, Yahoo ni Yandex.

Para realizar el análisis de la competencia recomendamos emplear la herramienta para anunciantes de Google. Una forma fácil de hacer esto es acceder a la web Isearchfrom.com y determinar desde dónde queremos buscar, en qué idioma y en qué dispositivo. De esta manera podremos obtener SERPs realistas no intoxicados por nuestra IP ni nuestras costumbres de navegación.

Este proceso es lento, tenemos que estudiar para cada palabra clave los 10 primeros SERP y apuntar las páginas a donde apuntan. Tras esto debemos analizar dichas páginas.

¿Qué debemos comprobar en las páginas de la competencia?

Por no extendernos mucho vamos a ser concisos.

  • El sistema de jerarquía de dicha web
  • El ratio de texto de sus páginas
  • El contenido y su integración
  • La autoridad del dominio y de cada página (Para esto os recomendamos que empleéis MOZ SEO Toolbar)

Con estos parámetros podremos saber hacia donde debemos apuntar. Por ejemplo, querer disputarle los primeros puestos a una web con una DA de 90 con nuestra página recién creada será inútil y frustrante. Debes elegir bien tus batallas. Ve a por el rival más débil.

Escoger tus palabras clave:

Tras el análisis de los SERP de nuestra larga lista de palabras clave vamos a empezar a trabajar. Para ello, como decimos arriba, escoge al rival más débil. Comprueba que palabras son mejores, no las que más se buscan, sino aquellas en las que habiendo una búsqueda aceptable, hay una menor competencia.

Pero… ¿No es ideal apuntar a la palabra más buscada?

Si. Pero no de inmediato. Tu primer objetivo es conseguir presencia orgánica, tráfico y ventas. Tras conseguir esto tu página irá adquiriendo entidad y cuando tengas cierta entidad podrás competir en mejores condiciones con palabras que tengan gran competencia.

PASO 2. Optimización web

Cuando ya tenemos claro qué palabras clave vamos a trabajar tenemos que asegurarnos que nuestra web es lo más relevante posible para esas palabras clave. Y no sólo eso, debemos tener en cuenta cientos de parámetros para que nuestra web no sea solo relevante sino intuitiva, fácilmente accesible, responsiva y cómoda para el usuario.

Este proceso es complejo y largo, pero no tiene secretos, se trata de una checklist elemental que debemos cumplir a rajatabla.

Ratio de texto:

Debemos tener un volumen razonable de texto en proporción al código de nuestra web. ¿Cuál es el volumen razonable? No nos engañemos, hay recomendaciones que dirán que por encima de tal o cual porcentaje. La realidad. Observa el ratio de las páginas con las que quieres competir. Replica esos porcentajes o mejóralos ligeramente. No innoves. Copia.

Peso de la web:

Tu web tiene que “pesar” poco. Ten en cuenta que si para acceder a tu página un usuario se tiene que dejar los datos de su móvil Google te penalizará severamente. Para reducir el peso lo más importante es que optimices las imágenes al máximo. Para hacer esto te recomendamos que emplees RIOT o, si quieres algo más rudimentario, que accedas a www.tinypng.com.

Además de optimizar las imágenes minifica el código HTML, las hojas de estilo y que evites a toda costa introducir JavaScript a no ser que sea indispensable.

Jerarquía:

Otro de los puntos importantes para optimizar tu web es que cuides mucho la jerarquía de categorías, secciones y subsecciones. La página debe contener una estructura lógica, navegable y ante todo, ser intuitiva.

Metaetiquetado:

Las metadescripciones son fundamentales para dos cosas. En primer lugar, es el “resumen” que aparece en el buscador y lo que nos derivará tráfico si está bien planteado y es atractivo. En segundo lugar. El SEO tiene un ABC elemental. La palabra clave que quieras posicionar debe aparecer en: La URL, la metadescripción, el H1 y en el primer párrafo del texto.

Contenido natural:

Existen muchas páginas web que están elaboradas por y para las palabras clave. Estas web contienen un texto que se acopla a las palabras pero que carece de sentido estricto. No aporta valor ni añade información relevante. Huye de estas prácticas. El contenido debe estar orientado al usuario en cualquier estrategia SEO decente.

Microformatos:

En un artículo previo ejemplificamos los microformatos de la siguiente manera. Estás en una biblioteca y tienes dos libros en japonés ante ti. El primero solo muestra el título. El segundo tiene una etiqueta blanca y reluciente que contiene el título, la sinopsis, el autor y el género. Si tuvieses que recuperar un libro para un cliente… ¿Cuál sería más accesible y te llevaría menos tiempo?

Evidentemente aquel que está etiquetado. Bueno. Pues el libro es tu web, la biblioteca es Internet y el bibliotecario es Google. Facilítale la vida a Google y Google cuidará de ti.

La semana que viene seguiremos ampliando este artículo. Hablaremos de Linkbuilding, herramientas de tracking y amplificación mediante social media.

PASO 3. Link Building

A la hora de hablar de Link Building debemos hacerlo con mucha cautela. Se trata de uno de los métodos SEO que más resultados ha dado en el pasado, que mejores resultados da en el presente y además es también de las estrategias SEO que más penalizaciones causa.

El Link Building se basa en lo siguiente.

Google fue planteado en función de un algoritmo que determinaba la relevancia de una web al igual que se determina la relevancia de un estudio científico. En el caso de un estudio científico cualquiera es, a priori, el número de citas en otros artículos el que indica si se trata de un artículo de alta relevancia. En el caso de una página web, es el número de enlaces de otras página el que indica que se trata de un dominio relevante.

Esta premisa ha sido responsable por ejemplo de grandes campañas de SEO Bombing (en las que miles de usuarios enlazaban una web con una palabra clave concreta), llegando a posicionar la bibliografía de George W. Bush en primera posición para la palabra clave “miserable failure” fracaso miserable.

Número de enlaces vs calidad de enlaces

Por esta premisa se ha pensado y demostrado durante años que el número de enlaces que apuntan a una página web la hacen ganar entidad, subir posiciones para los anchor terms empleados y en definitiva mejorar su SEO. Cuatro versiones después de Google Penguin el Link Building ya no se basa en el número de enlaces sino en la calidad de los mismos.

A la hora de plantear tu estrategia SEO tal vez pienses en crear una red de proxies, comprar Scrapebox y realizar autoposting masivo en todos los espacios y recovecos que esta herramienta (genial, por cierto) encuentre. Nuestra recomendación es que no lo hagas.

Cómo NO hacer link building

Es muy frecuente que nos lleguen clientes porque tras la gestión de la empresa X o del especialista Y “han dejado de estar posicionados“. Frase más repetida “antes salíamos en todos lados y ahora no“. Bien. A estas empresas, por lo general, les ha caído una penalización de Google Penguin. Hemos llegado a encontrarnos perfiles de clientes con más de 100.000 backlinks directos de páginas distribuidas por todo el mundo. Hacer eso es un suicidio. No puedes colapsar tu página con enlaces de baja calidad, alta, intermedia, de cualquier idioma y de cualquier país.

Eso podía (dudamos de que siga siendo viable) garantizar resultados rápidos de subida de posiciones y caídas al vacío igualmente bruscas. Si quieres hacer Link Building mediante crawling y autoposting te recomendamos que leas el siguiente punto.

Cómo NO deberías hacer link building

Si quieres hacer Link Building de manera masiva y mediante autoposting, ya sea con Scrapebox u otro programa, debes trabajar por tiers o niveles de enlaces y dominios.

La forma de hacer una construcción por tiers es hacer una pirámide. En la base, el cuarto nivel. Es un conjunto de dominios que “quemaremos” a base de enlaces creados mediante crawling y autoposting. Comentarios en blogs, repositorios de cualquier calidad, índices, . En el tercer nivel, tendremos dominios con enlaces en wikis, foros especializados y enlaces desde el tier inferior. En el segundo nivel sólo enlazaremos enlaces de páginas con un DR y una PA altos así como enlaces del tercer nivel. Finalmente, en el primer nivel, nuestro objetivo SEO real, podemos hacer 2 cosas.

A) Introducir enlaces desde el tier 2 que transfieran autoridad al tier 1

B) Mediante un 301 redirigir un tier 2 al tier 1 (siempre y cuando fueran dominios de temática similar), de este modo a priori, se traspasa la autoridad minada.

Cómo hacer link building

Ahora viene la guinda del pastel. Ya sea mediante Scrapebox o cualquier otra herramienta de crawling podemos hacer Whitehat SEO. Un SEO exento de riesgos o penalizaciones.

A través del sistema de crawling de Scrapebox o cualquier otra herramienta podemos conseguir una lista de sitios semánticamente relacionados con nuestro nicho. Si en vez de recurrir al autoposting, nos dedicamos a buscar lugares de autoridad y entidad y buscamos colaboraciones mediante guest posting o link baiting iremos directamente a los mejores nichos de enlaces. Desde luego no es tan fácil ni rápido como meter 10.000 enlaces en comentarios de un blog cualquiera. Pero os garantizamos que un enlace en una entrada en un blog de vuestro sector con cierta entidad vale más que miles de enlaces en páginas chinas.

¿Quieres que estudiemos tu web de forma gratuita? Analizamos lo que mejor pueda servir a tu Posicionamiento Web

 

 

 

Como hacer una estrategia SEO12 min read
¡Valóranos!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *