Imagen principal para ilustrar un blog sobre el claim en marketing.

El claim en Marketing: Comunicar en pocas palabras

Índice de contenidos

Cada segundo cuenta y la atención de los consumidores es más esquiva que una sombra al mediodía, la capacidad de comunicar de manera eficiente y efectiva es más valiosa que nunca. En el vasto campo del marketing, esta habilidad se cristaliza en una herramienta poderosa: El claim. Pero, ¿Qué es exactamente un claim en marketing y por qué es tan importante? En este artículo, desentrañaremos el concepto, sus diferencias con el slogan, cómo crear un claim efectivo y revisaremos ejemplos exitosos.

Cuéntanos tu idea

¿Qué son los claims en publicidad?

Un claim es una declaración breve que busca captar la atención del público y transmitir rápidamente los beneficios principales de un producto o servicio. A diferencia de los mensajes publicitarios largos y detallados, un claim es la esencia de una oferta, destilada en una frase corta y pegajosa. Su objetivo es dejar una impresión duradera que impulse al consumidor a pensar, sentir o actuar de una manera específica.

Los claims son utilizados en diversos medios y formatos, desde anuncios impresos y de televisión hasta banners en Internet y publicaciones en redes sociales. Su versatilidad y capacidad para encapsular la propuesta de valor de un producto los hace indispensables en cualquier estrategia de marketing efectiva. Un buen claim evoca emociones y crea una conexión inmediata con el consumidor.

La simplicidad es clave en los claims. El mundo está saturado de información, los consumidores no tienen tiempo para descifrar mensajes complejos. Un claim bien diseñado debe ser fácil de entender al instante y lo suficientemente poderoso como para quedarse en la mente del público. Es como una chispa que enciende la curiosidad y el interés, motivando a los consumidores a explorar más sobre el producto o servicio ofrecido.

En este breve webinar repasamos la relación entre el claim y en neuromarketing.

Diferencias entre claim y slogan

A menudo, los términos “claim” y “slogan” se utilizan de manera intercambiable, pero hay una distinción muy importante entre ellos. Un slogan es una frase que representa a una marca a largo plazo, diseñada para evocar reconocimiento y lealtad. Un buen ejemplo es “Just Do It” de Nike, que ha perdurado a lo largo de los años y se ha convertido en sinónimo de la marca. El slogan encapsula la misión y los valores de la marca, y su consistencia ayuda a construir una identidad sólida y reconocible.

Por otro lado, un claim suele ser específico de una campaña o producto particular, destacando características o beneficios únicos durante un tiempo limitado. Mientras que el slogan permanece constante, reforzando la identidad de la marca, los claims varían según las necesidades de marketing específicas. Un claim puede enfocarse en una promoción temporal, el lanzamiento de un nuevo producto o una campaña estacional. Es una herramienta flexible que se adapta a diferentes contextos y objetivos.

Para ilustrar la diferencia, hablemos de McDonald’s. Su slogan global, “I’m Lovin It”, es una constante que refuerza la identidad de la marca. Sin embargo, durante una promoción específica, podrían utilizar un claim como “Disfruta un McMenú por solo 5 €. Este claim comunica una oferta concreta, mientras que el slogan sigue promoviendo la marca a un nivel más amplio.

Desde ‘La Resistencia’ se toman con humor la diferencia entre el ‘claim’ y el ‘slogan’

¿Cómo crear un buen claim?

Crear un claim efectivo es un arte que combina creatividad con estrategia. Aquí algunos pasos a seguir para lograr un claim que realmente resuene con tu audiencia:

  1. Claridad ante todo: El claim debe ser claro y comprensible al instante. Evita el jergón técnico a menos que tu público lo entienda perfectamente. La claridad no solo asegura que el mensaje sea entendido rápidamente, sino que también ayuda a evitar malentendidos que podrían afectar negativamente la percepción de la marca.
  2. Beneficio destacado: Centra el mensaje en un beneficio clave que sea relevante y deseable para tu audiencia objetivo. Este beneficio debe ser algo que realmente importe a tu audiencia y que les haga sentir que tu producto o servicio satisface una necesidad o deseo importante. Un buen claim pone de relieve por qué el consumidor debería elegir tu producto sobre los de la competencia.
  3. Único y memorable: Diferénciate de la competencia. Un buen claim debe ser recordado y asociado fácilmente con tu marca. La originalidad es crucial aquí. Si tu claim suena como cualquier otro en el mercado, no será memorable. Piensa en formas creativas de expresar tu propuesta de valor que capturen la atención y la imaginación de tu audiencia.
  4. Llamado a la acción: Aunque no siempre es necesario, incluir un elemento que incite a la acción puede aumentar la eficacia del claim. Un llamado a la acción claro y directo puede motivar a los consumidores a actuar de inmediato, ya sea para visitar tu sitio web, probar tu producto o aprovechar una oferta especial.

Además de estos pasos, es fundamental probar diferentes versiones del claim antes de decidir cuál utilizar. Realiza pruebas A/B en tus campañas publicitarias para ver cuál resuena mejor con tu audiencia. Recuerda que un buen claim no solo informa, sino que también inspira y motiva.

Antes de ver ejemplos de claims más míticos, aquí va uno reciente de la mano de Nesquik y el cantante Omar Montes.

Algunos jemplos de claims en Marketing

Vamos a desglosar algunos claims exitosos para entender mejor cómo funcionan en la práctica:

Apple – “Piensa diferente”

Este claim no solo invitó a los consumidores a diferenciarse del resto mediante el uso de productos Apple, sino que también encapsuló la filosofía de innovación continua de la marca. Alentar a los consumidores a “pensar diferente” resonó profundamente en un público que busca tecnología innovadora y soluciones creativas. Este claim se convirtió en una piedra angular de las campañas de Apple, destacando su compromiso con la creatividad y la originalidad.

L’Oréal – “Porque yo lo valgo”

Más que un simple claim, esta frase empodera a los consumidores, resonando en un nivel emocional profundo y promoviendo la autoestima junto con el producto. L’Oréal logró conectar con sus clientes de una manera que trasciende la simple venta de productos de belleza, promoviendo un mensaje de autovaloración y confianza. Este claim ha sido adaptado y utilizado en múltiples idiomas y culturas, manteniendo su impacto y relevancia a lo largo de los años.

De Beers – “Un diamante es para siempre”

Este claim ha establecido la idea de que los diamantes simbolizan amor eterno y compromiso. La frase ayudó a De Beers a posicionarse como el líder en el mercado de diamantes y también creó una percepción cultural duradera sobre el valor y el significado de los diamantes en las relaciones. Este claim ha sido tan efectivo que ha influenciado las expectativas y comportamientos de los consumidores en torno a las joyas y los regalos de compromiso.

Mastercard – “Hay cosas que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás, está Mastercard.”

Este claim destaca la propuesta de valor de Mastercard al enfocarse en las experiencias y sentimientos que no se pueden comprar, pero que la tarjeta facilita. Al subrayar las experiencias invaluables, Mastercard se posiciona no solo como un medio de pago, sino como un facilitador de momentos significativos. Este claim ha sido utilizado en diversas campañas globales, manteniendo su relevancia y eficacia a lo largo de los años.

Cada uno de estos claims transmite rápidamente la esencia de la marca y el valor del producto, demostrando la potencia de unas pocas palabras bien elegidas. Analizar estos ejemplos nos muestra cómo un buen claim puede tener un impacto duradero y significativo en la percepción de la marca y el comportamiento del consumidor.

Terminamos con un ejemplo más, esta vez el claim que propuso la Agencia Tributaria en su campaña de sensibilización contra el fraude.

En resumen, un buen claim puede ser la diferencia entre ser notado o pasar desapercibido. Los marketers deben afinar su habilidad para condensar mensajes complejos en frases que no solo capten la atención, sino que también fomenten una conexión duradera con su audiencia.

Al fin y al cabo, en el mundo del marketing, las palabras correctas en el momento correcto pueden valer su peso en oro. Adoptar y perfeccionar la práctica de crear claims impactantes puede ayudar a cualquier marca a destacar en un mercado saturado, atraer la atención de su público objetivo y, en última instancia, impulsar el éxito de sus campañas de marketing.

Compartir en redes

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Citysem