Diseño responsive

Se conoce como diseño responsive o RWD (Responsive Web Design) al diseño web que está adaptado a los diferentes formatos en los que un sitio puede ser visualizado. Móviles, tablets o pantallas de distintas resoluciones.

Un diseño responsive se caracteriza por una usabilidad elevada indistintamente del soporte desde el que se acceda a un sitio web, con la premisa de facilitar la mejor experiencia de usuario posible. Se trata de un requisito imperativo en el diseño web desde que la navegación móvil superó a la navegación desde ordenador.

El diseño responsive, permite una correcta visualización y una mejor experiencia adaptada al usuario. Esto permite reducir el tiempo de desarrollo, evita los contenidos duplicados, y aumenta la viralidad de los contenidos. Esto proporciona a todos los usuarios de una web los mismos contenidos independientemente del formato en que lo visualice.

Hoy en día, es consolidada como una de las mejores prácticas en diseño web.

Características del diseño responsive

Adaptar un diseño web a un diseño responsive consiste en calibrar y adaptar los elementos de la web  para que se ajusten al ancho de cada dispositivo para así tener una visualización óptima y se puedan mostrar los mismos contenidos a cualquier persona sin ninguna dificultad.

Algunas características son:

  • Adaptar el ancho de la web al ancho del dispositivo. El diseño pasa a ser vertical, la web se adapta al ancho del dispositivo, el scroll horizontal desaparece y la navegación es más cómoda y la fluidez del contenido hace que el usuario no tenga que desplazarse horizontalmente.
  • Reorganización de los contenidos y elementos de la web. Los contenidos deben de disponerse para que se puedan ver en todas las pantallas. Se debe de reajustar el tamaño y separación de los contenidos según el ancho del dispositivo.
  • Simplificar. En una pantalla móvil debemos de priorizar los elementos que sean necesarios, y eliminar objetos gráficos estéticos para que la carga visual sea menor.
  • Carga de apariencia en algunos elementos. Con el objetivo de ahorrar espacio y optimizar, iconos como el menú pasará de ser simplemente visible a tener que desplegarse.

Ventajas del diseño responsive

  • Aumento de la velocidad de carga. Al haber eliminado los elementos que no son necesarios, la carga de la web será más rápida.
  • No afecta de forma negativa al SEO. Google ha informado que las webs con un diseño responsive obtendrá una mejor posición de sus resultados en estos dispositivos móviles.
  • No hay duplicidad en la URL. Evita el contenido duplicado ya que solo existe una web.
  • Ahorro de tiempo y de costes de mantenimiento. La gestión de un único sitio web es más económico.
  • Baja tasa de rebote de los usuarios. La mayor parte de los usuarios que abandonan una página web desde su dispositivo móvil se debe a una mala visualización de este. Con el diseño responsivo, el usuario disfrutará siempre de una buena experiencia de navegación.
  • Se mejora los resultados de conversión. Tener una página web optimizada para móviles, tablets y ordenadores, el porcentaje de usuarios que adquieren el producto o envían un formulario es mayor.
  • Permite desarrollar una estrategia de marketing. Esto te permite unificar los diferentes soportes haciendo que la web sea más sólida y mejore su efectividad.

Inconvenientes del diseño responsive

  • El coste de su desarrollo inicial es mayor al de una web normal debido a su dificultad técnica, y al uso de las imágenes de la web en vez de usar unas específicas para que el tiempo de carga sea inferior.  En los últimos años se está generalizando a una gran velocidad, creándose frameworks, unas aplicaciones preconfiguradas para que tener que crear las páginas adaptativas desde cero. Algunas de estas aplicaciones es Bootstrap, un framework creada por Twitter¸Foundation 3 y HTML5 Boilerplate, usado por Google, Microsoft como también Nike.

Qué tener en cuenta para tu web responsive

Son tres las opciones para ofrecer tu web a los usuarios que nos visitan desde dispositivos móviles: web móvil, app nativa y web responsive. La que más fuerza está cogiendo es la web responsive debido a su rapidez y al ser la más económica. Esta técnica ha modificado el diseño, el patrón al igual que el cambio de los hábitos de navegación y de consumo.

Antes de crear una página web móvil, es el propio Google el que recomienda el diseño responsive debido a que: la experiencia del usuario mejorará, se evitará problemas de contenido duplicado y el usuario obtendrá una imagen más consistente. Aun así antes de hacer tu web responsive debes de tener en cuenta:

    • Carga de página. Esto suele ser un problema ya que se cargan exactamente los mismos recursos que para la web de escritorio. Como solución, trata de utilizar librerías para hacer una carga de página condicional.
    • Tamaño de la pantalla. Se recomienda diseñar con el patrón mobile-first parara evitar tener problemas de adaptación con las pantallas y evitar sobrecargar la página de elementos inútiles.
    • Evita los efectos. Se recomienda hacer una comprobación multi dispositivo-plataforma, ya que algunos efectos que usas en la web de escritorio no funcionarán en la web responsive.