Grey Hat SEO

El Grey Hat SEO es el posicionamiento web que emplea tácticas de Black Hat SEO para de forma artificial conseguir alterar los SERP a través de estrategias que aparentan ser naturales o que no intentan explotar los fallos de algoritmo de búsqueda sino optimizar los resultados mediante la creación de enlaces con anchor texts planificados, contenidos optimizados y crawling de nichos para posicionamiento.

A diferencia del Black Hat SEO, no se utilizan técnicas que pueden ser altamente penalizadas por Google, pero tampoco se centra en seguir las directrices marcadas por Google (White hat SEO). El objetivo de Grey Hat SEO es posicionar más rápido y mejor, y su aplicación no tiene por qué aplicarle a proyectos a corto plazo.

Muchos expertos en SEO utilizan esta técnica como una manera de impulsar la clasificación de los clientes. Si se realizan correctamente, y de forma responsable, los métodos de Grey Hat SEO pueden forzar las reglas del motor de búsqueda sin llegar a romperlas.

¿En qué consiste el Grey Hat SEO?

El Grey Hat SEO, compra dominios con autoridad o haciendo cloaking, que básicamente consiste en engañar a los motores de búsqueda para así mejorar la posición en los resultados finales. Para ello, crean páginas diferentes donde unas las muestran al bot que rastrea la web para así generar un mayor número de palabras clave y las otras páginas les sirve para mostrarlas al usuario. Al principio se consideraba un técnica legar pero en la actualidad si los buscadores la detectan el posicionamiento de todo tu trabajo podría peligrar. Su funcionamiento a nivel práctico depende no de las directrices que marcan, sino del nivel de agresividad con el que se lleven a cabo las acciones de posicionamiento.

Los buscadores se encargan de analizar se miden a través de algoritmos, cuya función es detectar la buena praxis de los profesionales y hacer crecer o disminuir a las páginas en los rankings de búsqueda.

Estrategias para hacer buen Grey Hat

Es uno de los pilares fundamentales para el posicionamiento web y que debemos tener en cuenta sí o sí, sobre todo para proyectos que queramos que sean estables. Algunos aspectos a tener en cuenta son:

  • Contenido constante extenso. Tener artículos con contenido de unas 1.000 o 2.000 palaras ayuda para que el proyecto tenga un mayor valor añadido. Además, generar contenido de forma habitual es muy efectivo para tu posicionamiento web.
  • Semántica web. Tener un buen contenido implica tener en cuenta sinónimos o variaciones de palabras clave. Esto te permitirá posicionar mejor, abarcar aún más palabras clave y mejorar el SEO.
  • Keyword Density. Determina qué porcentaje de uso le das a tu palabra clave. Es recomendable que esta esté entre un 1-3% para evitar la sobre optimización de una keyword.  Un truco que puedes utilizar es comprobar cómo están utilizando otras empresas del sector el vocabulario y utilizarlo como referencia.
  • Estructura del contenido. Tener una buena estructura y jerarquía en tu contenido ayudará tanto al buscador como al usuario. Usa los encabezados de una forma estratégica y utiliza las palabras clave en dicho encabezado.
  • Elementos multimedia. Una de las formas para aumentar el tiempo de permanencia dentro de una página consiste en insertar elementos multimedia.
  • Enlaces desde diferentes IP. Los enlaces constituyen el segundo pilar sobre el que se asienta el SEO.  La relación entre dominios e IP debe ser lo más equitativa posible. Si un sitio web tiene muchos enlaces desde diferentes dominios, pero todos los dominios tienen la misma IP, es un indicador para Google de baja naturalidad.
  • Periodicidad de los enlaces. Para tener una estrategia de linkbuilding natural es indispensable crear enlaces de forma progresiva. Del mismo modo, cuando se quiera dejar de crear enlaces, es aconsejable hacerlo poco a poco.

Técnicas de Grey Hat SEO

Las técnicas de Grey Hat SEO a diferencias del White Hat SEO, están diseñadas para manipular a nuestro favor el índice de Google y obtener un mejor posicionamiento en la página del buscador. Algunas de estas técnicas son:

  • Linkbuilding. Crear enlaces externos a nuestra página web en otras webs, de manera progresiva, sin sobre optimización del anchor text, y simulando “naturalidad”.
  • Linkbaiting. Generar contenido con el único propósito de conseguir enlaces en otras webs, o usando técnicas para generar viralidad.
  • Añadir o modelar los enlaces para intentar repartir el Pagerank a conveniencia.
  • Redes de webs. Montar una red de blogs privados, o usar blogs públicos para generar un esquema de enlaces, disimulando el propietario, enlazando en 1 sola dirección, y con cuidado.
  • Reciclado de dominios. Compra de dominios antiguos o expirados con el propósito de aprovechar la autoridad o el posicionamiento web alcanzado por el contenido anterior.
  • Guest Blogging. Publicar artículos en otras web expresamente para dejar nuestro link con un anchor text que nos interese.
  • Contenido bajo demanda. Generar contenido mediante spinning de textos, o cadenas de Markov, de manera automatizada y sin que se note.
  • Fragmentos enriquecidos. Añadir meta-datos de marcado creados ‘especialmente’ con la finalidad de mejorar el posicionamiento engañando semánticamente al motor de búsquedas, y no con la finalidad para la que fueron creados.
  • Manipulación del CTR. Usar técnicas para la alteración del CTR orgánico otorgado por el SERP.