Cómo recuperar la ficha de Google My Business

Cómo recuperar la cuenta de Google My Business

Índice de contenidos

Alcanzar unos niveles altos de visibilidad en Google es, sin duda, algo que puede beneficiar enormemente a cualquier tipo de negocio. Dentro de las posibilidades que ofrece el propio buscador, hoy nos centramos en las conocidas como fichas de Google My Business. Esas fichas que ya conoces, y que permiten posicionar un negocio local tanto en el mapa como en los resultados de búsqueda de forma gratuita. Pero ¿Qué sucede cuando el perfil de tu negocio deja de mostrarse? Que no cunda el pánico, vamos a ver una serie de puntos a tener en cuenta para recuperar la cuenta de Google My Business.

Empecemos por hablar con propiedad. Y es que la herramienta para las empresas en cuestión que todos llamábamos Google My Business, ha dejado de denominarse así. Ahora su objetivo es volverse conocida bajo el término Google Business Profile. Este cambio de nomenclatura no viene sólo, sino que incluye el paso a una gestión más cómoda para las empresas, que ya pueden controlar su ficha desde Google Search o Google Maps.

Crear una cuenta de Google para una empresa no es complicado, tampoco lo es darse de alta como negocio en Google Business Profile. De hecho, es posible que Google llegue a identificar un negocio y cree de forma automática una ficha para él. Lo que sí resulta más laborioso es aprovechar dicho perfil trabajar el SEO local y posicionarse por encima de la competencia. Porque no todo es montar la ficha con dirección y teléfono, que entren las reseñas y dejar la vida pasar.

Pero sobre los detalles que llevarán su ficha a la posición más alta puedes preguntarnos en otro momento. Centrémonos en ese momento en el que te das cuenta de que la ficha de tu empresa ha dejado de existir. No aparece ni en Google Maps ni en los resultados del buscador. Entras al panel de control y se lee, con terroríficas y rojas letras, la palabra ‘Suspendida’. Efectivamente, cuando una ficha queda suspendida, su visibilidad se ve afectada aunque realmente podemos estar ante dos tipos de suspensiones. Una suspensión parcial sí permite la visualización de la ficha, pero una más grave implica la desaparición total del perfil.

¿POR QUÉ SE SUSPENDE UNA FICHA DE UN NEGOCIO EN GOOGLE?

Con la ayuda del buscador podemos deducir qué tipo de suspensión nos ha afectado pero, independientemente de cuál sea, Google no va a informarte del motivo exacto por el cuál se ha suspendido un perfil. Desde su página oficial de Soporte, afirman que pueden suspender Perfiles de Empresa que incumplan alguna de sus directrices. Algunas de ellas, según señala, son:

 

  • Evitar el contenido prohibido, como información inadecuada, ofensiva o sobre actividades ilegales.
  • Reflejar a la empresa de forma exacta, con ubicación y contacto real, por ejemplo.
  • Cumplir con el resto de directrices de Google.

 

La realidad es que, más allá de saltarse alguno de los tres puntos citados, una ficha de Google My Business puede quedar suspendida por otras cuestiones. Una de ellas es la suspensión de una de las cuentas que gestiona la propia ficha por que se hayan incumplido desde ahí las directrices. Otra causa, que puede ser incontrolable, es la que tiene que ver con los cambios de algoritmo de Google.

Las herramientas digitales están en constante cambio, por ello no de es extrañar que estén continuamente introduciendo mejoras y filtros. Cuando Google altera su algoritmo y se vuelve más estricto con la calidad de los perfiles, es posible que llegue a suspender muchas fichas de un mismo golpe. No es un caso habitual y suele afectar, sobre todo, a sectores que no cuentan con una ubicación exacta, sino con un área de servicio.

Otro motivo de suspensión puede estar relacionado con los propios datos del negocio. Si la dirección no es correcta, el nombre de la ficha no se corresponde con el nombre comercial de la entidad, hay más de una ficha en una misma dirección, el teléfono no es válido, el pin de ubicación está en un lugar dudoso o la web que enlaza no se identifica con la marca, la ficha puede ser suspendida.

Por todos estos motivos, es recomendable gestionar un perfil de Google Business Profile de forma correcta, para evitar incumplir las directrices y para mantener la información del negocio lo más actualizada posible. Este espacio que ofrece Google de forma gratuita se está convirtiendo, según las últimas tendencias, en una gran oportunidad para posicionar negocios locales. Ahí reside la importancia de no dejarlo en manos de cualquiera.

RECUPERAR EL PERFIL DE TU NEGOCIO EN GOOGLE MY BUSINESS

Vista la cantidad de motivos por los cuáles Google puede llegar a suspender una ficha, es importante trabajar lo antes posible en su recuperación. Cada minuto que el perfil de un negocio pase en suspensión, se traducirá en una pérdida de visibilidad y de oportunidades de venta. Es importante tener en cuenta que crear una nueva ficha no es la solución, sino que la prioridad debe ser recuperar la cuenta de Google My Business para no dar pie a duplicaciones de fichas. El primer paso es acceder al propio perfil y estudiarlo a fondo para tratar de identificar si hay algún dato erróneo. Comprueba dirección, teléfono, categorías de negocio e incluso que funcione la página de destino.

Realmente, Google sugiere que revises con atención sus propias directrices para que puedas detectar con más facilidad si hay algo que está contradiciendo su política. Si encuentras algo que pueda estar generando conflicto, como cualquiera de las cosas apuntadas anteriormente, deberás editar la información en cuestión. La siguiente tarea será realizar una solicitud de restablecimiento.

La Solicitud para restaurar una empresa local es una de las vía de comunicación que te propone la compañía para que revise el perfil y pueda levantar la suspensión. No te preocupes si has revisado el perfil y no has encontrado nada susceptible de convertirse en motivo de suspensión, puedes enviar la solicitud igualmente. Tendrás que cumplimentar toda la información requerida y esperar la respuesta que, seguramente, llegará a través de email en unos tres días laborables.

¿Pero qué pasa si he realizado la solicitud de restauración pero se ha rechazado? En ese caso, tienes la oportunidad de apelar la decisión y aportar toda la información que consideres necesaria para demostrar que el negocio es real. Para apelar la denegación, la página de Soporte de Google te sugiere que envíes imágenes reales de la ubicación de la empresa, si tuviera una sede física.

Ya ves que para poder recuperar la cuenta de Google My Business necesitarás aclarar lo sucedido con el mismísimo Google. También tendrás que tener algo de paciencia, todo sea para que no se pierdan esas valiosas reseñas positivas que acumulaba tu perfil empresarial. Si quieres que te ayudemos a recuperar tu perfil en Google o que, directamente, lo gestionemos de forma profesional para evitar que se suspenda ¡No dudes en contar con el equipo de Citysem!

Compartir en redes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Compartir en tumblr
Compartir en reddit
Compartir en email

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Citysem