Una nueva investigación sugiere que cuando se trata de buscar de información, los usuarios siguen recurriendo a los buscadores.

Año tras año se ha especulado sobre la desaparición de las búsquedas por tráfico orgánico, así como la muerte de la industria de posicionamiento SEO que lo respalda. Aunque gracias al negocio de las búsquedas Google no pare de aumentar sus ingresos, los expertos están convencidos de que la tendencia de los usuarios de obtener información por medio de motores de búsqueda terminará siendo una reliquia del pasado, para empezar a ser sustituida de manera progresiva por las redes sociales.

Cada invierno, el mundo tecnológico se llena de opiniones y predicciones sobre cómo el próximo año será el año de las redes sociales, o el que verá llegar la innovación definitiva en cuanto a la búsqueda de información. Por otro lado, también existe la opinión de que argumentar sobre el futuro de las búsquedas es un sinsentido. Sin embargo, en Citysem con nuestra amplia experiencia en el posicionamiento SEO, consideramos que si una empresa despreocupa su posicionamiento orgánico está dejando la puerta abierta para que su competencia les tome la delantera.

Una reciente investigación de la multinacional SurveyMonkey, empresa líder a nivel mundial como plataforma de encuestas, ha demostrado que estas especulaciones están bastante alejadas de la realidad. Para poder llegar a esta afirmación se han basado en una encuesta realizada a más de 4.000 personas que buscaba recolectar información sobre el verdadero estado de las búsquedas de información.

La mencionada investigación consistía en plantearle a los encuestados diferentes escenarios en los que necesitaran buscar información sobre ciertos temas previamente seleccionados. Ante cada escenario, el encuestado podía elegir como fuente de recolección de información las búsquedas por Internet en motores de búsqueda, y otro listado de opciones. A modo de ejemplo, le proponían al encuestado, de qué modo buscaría información para encontrar a un nuevo dentista, si por medio de las búsquedas orgánicas u otro medio.

Ante este hipotético escenario, no es de extrañar que un alto porcentaje de la población encuestada recurriese a un familiar o amigo para que les sugiriera algún dentista conocido. Sin embargo, y en contra de las especulaciones, más del 36% eligieron los motores de búsqueda como su primera opción, mientras que sólo un 5% elegía las redes sociales como primera opción. Por otro lado, si se analizan estos datos entre la población millennial (entre 18 y 34 años de edad), estos usuarios elegían con menor probabilidad las redes sociales como fuente de información. Al mismo tiempo, los millennials son más propensos a usar los motores de búsqueda como primera opción, si se compara con la población de entre 35 y 64 años.

En total, los motores de búsqueda son la principal opción entre el 97% de la población encuestada, que realiza al menos una búsqueda diaria. Mientras tanto, los millennials, segmento de la población con mayor riesgo de migrar a otras fuentes para recabar información, el 68% de ellos aseguran que al menos realizan 5 búsquedas al día.

Si nos centramos en la plataforma desde la que se realizan estas búsquedas, el 52% de los encuestados afirman que casi todas sus búsquedas diarias se producen por medio de sus dispositivos móviles. En el caso de los millennials, esta cifra se eleva hasta el valor del 68%.

Según datos del Centro de Investigación Pew, el uso de redes sociales no para de aumentar, aunque sólo el 69% de los adultos hace uso diario de este tipo de plataformas. Se aleja mucho del 97% de la población que ya usa los motores de búsqueda.

Móviles, búsqueda de direcciones y mapas

Mientras que los datos claramente muestran una ventaja de los motores de búsqueda frente a las redes sociales como fuente para recabar información, esta encuesta ha demostrado una interesante tendencia en el uso de los dispositivos móviles. Se les preguntó a los encuestados qué método utilizaban para la búsqueda de una dirección, y sólo el 22% eligió los motores de búsqueda. En este caso, son las aplicaciones de mapas las que se llevan la mayoría, con un total del 37% de los encuestados que las eligieron como primera opción.

Afortunadamente para Google, responsables de la aplicación de mapas más usada a nivel mundial, este hecho muestra que existe una tendencia por parte de los usuarios a usar aplicaciones de mapas para la búsqueda de direcciones. Sin embargo, no es demasiado descabellado pensar que en un futuro otras aplicaciones de mapas empezarán a tomar protagonismo y será necesario prestar atención a la imagen de los negocios en este tipo de plataformas.

Las búsquedas por voz siguen en desarrollo

Otra de las novedades sobre las que se tenía grandes expectativas pero parece que aún le queda por mejorar, son las búsquedas por voz. Esta tecnología, aunque ya va ganando protagonismo, sigue sin tener una masa crítica de usuarios importante. Sólo el 12% de los usuarios efectúan búsquedas por voz al menos una vez al día, sin observarse mucha diferencia entre conjuntos de edad o género. En total, el 36% de los encuestados nunca han realizado búsquedas por voz, por lo que parece que aún queda bastante para que las búsquedas por voz sea algo relevante.

Estos datos de uso y penetración de esta nueva tecnología no son extraños si los comparamos con el comportamiento general de los clientes ante una nueva tecnología. De hecho si nos basamos en la curva de early adopters, también llamada gráfica de difusión de la innovación, ese 12% que ya usa las búsquedas por voz de forma diaria se corresponde con los usuarios con natural facilidad para implementar los cambios en su día a día. Sin embargo, el producto no está del todo maduro como para que una mayoría temprana lo adopte y empiece a estandarizarse su uso.

Es cuestión de tiempo que esto ocurra, ya que las búsquedas por voz tienen grandes ventajas a la hora de buscar información, más aún si tenemos en cuenta que la población mundial está envejeciendo, y esto significa pérdida de visibilidad, y aumento de la vista cansada, siendo la búsqueda por voz una rápida opción antes que optar por las gafas. Sin embargo, algunas de las razones que explican este rechazo son:

  • Las búsquedas por voz no funciona del todo correctamente, siendo necesario repetir la búsqueda en más de una ocasión
  • La propia naturaleza de las búsquedas, hablada y en voz alta, supone una razón clara para no usarla como principal opción (vergüenza de usarla en público, puede molestar a otros usuarios)
  • Resistencia natural al cambio de hábito por parte de los usuarios, que vendría explicado por la gráfica de difusión de la innovación

¿Qué podemos esperar en un futuro?

Puede que cuando las búsquedas por voz empiecen a despegar veamos un menos uso de las redes sociales como fuente de información. Y es que las búsquedas por voz han existido desde que en 1990 se lanzara al mercado Archie. Ha sido ahora, con el desarrollo de la tecnología en general cuando este tipo de búsquedas han empezado a ganar protagonismo y los ingenieros han empezado a ponerlas en el foco de atención.

Por lo tanto, es de esperar que esta tecnología termine por implementarse con el tiempo, pero mientras tanto, parece que los motores de búsqueda seguirán siendo el principal medio de búsqueda de información, incluso por encima de las redes sociales. Los datos han hablado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los buscadores siguen por delante de las redes sociales, incluso para los millennials
5 (100%) 1 vote