Lo que hemos aprendido de redes sociales, SEO y diseño durante el confinamiento por COVID195 min read

Era marzo de 2020 y nos creíamos que lo sabíamos todo. Estábamos al tanto de las últimas tendencias de marketing visual, mirábamos hacia el mail marketing como un formato de siempre que ahora tenía más vigencia que nunca; nos aferrábamos a aquello de que el contenido es el rey, debatíamos sobre el último algoritmo de Google: ¿ponía realmente patas arriba el SEO?

Hasta que llegó el COVID19; el confinamiento y su estado de alarma; sectores que caen y otros que suben con fuerza. Los usuarios pidiendo a gritos un tipo de información concreta en redes sociales, algunas compañías adaptando sus campañas de comunicación, el branding con más protagonismo que nunca. La pandemia del coronavirus no sólo nos ha enseñado, sino que nos ha obligado, también en lo que respecta a marketing digitial, a tachar convicciones. Mucho de lo que dábamos por cierto ya no lo es tanto; campos hacia los que mirábamos con escepticismo, ahora son las soluciones indicadas.

SEO. Así cambió el COVID19 los resultados de búsqueda de Google

La crisis del coronavirus ha hecho tambalear, en cierta medida, los registros de volumen de búsqueda de determinadas keywords (palabras clave). Todo lo que respecta al turismo, sin ir más lejos, ha caído en picado. Los compañeros de PRGarage han elaborado un estudio en el que reflejan, precisamente, los cambios en las búsquedas en Google durante los últimos dos meses: mucho teletrabajo, mucho supermercado online, y más protagonismo a determinados productos.

Cambios en las búsquedas de papel higiénico | Fuente: PRGarage

Estos cambios, lógicos y más o menos previsibles, no son los únicos: algo tan elemental como la página de resultados de Google ha cambiado de aspecto para adaptarse a las necesidades de información de los usuarios, más centradas en temas de salud.

 

Entre los nuevos elementos de la página de resultados de búsqueda, encontramos algunos tan interesantes como el de las noticias locales. Cuenta Google que es «un cambio orientado a que el usuario encuentre noticias relacionadas con el coronavirus y su entorno inmediato».

Y por último, algo no menos importante: Google ha tomado la decisión, no sabemos si temporal o permanente, de que Google Shopping, una herramienta de búsqueda de productos hasta ahora de pago, sea gratuita.  

Diseño. Larga vida a las infografías

Seguro que has dado, en algún momento de la pandemia, con alguna infografía explicando, por ejemplo, cómo ponerte una mascarilla o quitarte unos guantes. Y es que esta alerta sanitaria nos ha enseñado -otra vez- la efectividad de los carteles visuales, con enumeraciones y poco texto. Son fáciles de seguir e inteligibles para casi todo el mundo, por lo que cumplen con su objetivo: informar y comunicar en un momento en el que hay que poner ciertos límites a la creatividad en pro de la comprensión.

En nuestro artículo «Aplanar la curva»: cómo se explica una pandemia, profundizábamos en cómo las instituciones se apoyan en datos e infografías, dándole mucha importancia a las animaciones y a las jerarquías de información para que todo el mundo pueda asimilar conceptos:

Son momentos como estos los que nos ayudan a observar qué es lo que verdaderamente funciona en los campos del diseño, la experiencia de usuario o la comunicación. Para que el usuario entienda situaciones extraordinarias y complejas, apostar por lo visual es una solución casi siempre acertada. En palabras al blog Reason Why, Margarita González, Heads of Training de Genially, deja claro que “dosificar la información, jerarquizarla y animarla es muy importante para que se asimilen los conceptos y se retengan en el tiempo”.

Hace 2 meses fue el momento de comunicar: hoy sigue siendo el mejor momento de comunicar

Cuando todo se derrumba, tu empresa debe estar ahí explicando por qué. Hace tiempo que la información dejó de ser coto privado de la prensa para convertirse en tarea, también, de las marcas. No nos vamos a centrar ahora en explicar por qué, pero en esto, como te imaginas, tuvo mucho que ver la aparición y auge de las redes sociales, el asentamiento de las marcas en Internet y la necesidad de dar forma a una identidad que nos diferencie del resto y articule nuestro discurso. 

A lo que vamos: somos conscientes de que tu volumen de negocio ha podido caer, pero los datos del confinamiento en redes sociales nos han enseñado que es el mejor momento para hacer marca. Conseguir colarnos en el imaginario de nuestros clientes con campañas de información útiles, empáticas y motivadoras durante estos días ha sido el objetivo -cumplido- de muchas grandes marcas. Te lo contamos al principio del estado de alarma aquí.

Han pasado dos meses y podemos reafirmarnos con datos: por un lado, tenemos el informe de App Annie, que nos enseña cómo el uso de las redes sociales ha crecido un 20%. Por otro, leemos con atención el estudio de Epsilon, que arroja algunas conclusiones muy interesantes como por ejemplo que las empresas que han asociado sus contenidos a información relacionada con el coronavirus han multiplicado su alcance e interacciones.

Algo más: auge del comercio online; transformación de la movilidad

Como decíamos al comienzo del artículo, la pandemia ha dejado ‘ganadores’ y ‘perdedores’. Lo explicábamos en este artículo, en el que subráyabamos cómo las ventas online se habían disparado. Pero hay más: el auge de las  las plataformas de vídeo bajo demanda o un cambio de 180º en lo que respecta a la movilidad: el uso del vehículo privado se impone al del transporte público, con una  caída de este último en comunidades como Madrid de un 80%. Hay miedo al virus, por lo que, según determinadas encuestas, vamos a coger más nuestro coche y lo vamos a compartir menos, lo que sitúa en una situación delicada los planes de movilidad sostenible de diversos territorios.

2 comentarios
  1. adberg SEO
    adberg SEO Dice:

    Fantástica reflexión. Como bien dices ganadores y perdedores habrá muchos, pero desde luego que esta crísis va a generar oportunidades que no necesariamente iban a llegar tan pronto pero que sin duda están aquí mucho antes de lo esperado (la adopción masiva de las compras online por poner un ejemplo)

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *